Teen Wolf: adiós a la manada/familia.

octubre 19, 2017

Este año se han acabado 4 series que me han acompañado durante los últimos 8 años, primero fueron Damon y Stefan (The Vampire Diaries), luego las Pretty Little Liars, más tarde fueron las sestras en Orphan Black y por último ha sido Teen Wolf. La verdad es que se me ha quedado un vacío que no se cómo o con qué llenar, y es que por muchas series que siga, estas 3 últimas me robaron un trocito de corazón. Pero aunque me hayan enganchado semana tras semana, temporada tras temporada… agradezco que las hayan sabido terminar a tiempo, bueno, unas mejores que otras (eh Pretty’s y hermanos Salvatore???).

Y como la última en dejarnos ha sido Teen Wolf vamos a ver cómo han terminado y cómo han llegado hasta ahí. (SPOILERS)

Todo ha acabado después de su sexta temporada. Con una primera parte en la que los protagonistas fueron los Jinetes de la cacería salvaje que hacían que no recordaran a la gente que había estado en el pueblo hasta hacerlos desaparecer. Al que más eché de menos en esta parte fue a Stiles, que con el rollo de que no le recordaban se pasó casi toda la primera parte sin aparecer. Y es que Teen Wolf sin Stiles es como un jardín sin flores, por mucho que sea un simple humano es el alma de la fiesta. Aunque después de que se resolviera todo, ese último capítulo antes del parón parecía ser el último-último. Lo habían cerrado de una manera en la que no me hubiese quejado si hubiera sido el final. Scott daba paso a su beta, le dejaba ser el jefe del lugar mientras él se iba de Beacon Hills y el resto de sus amigos seguían sus caminos hacia la universidad y alrededores. Y Stiles conseguía al amor de su vida, Lydia, por fin. Y parecía un y vivieron felices y comieron perdices. Pero no, nada más lejos de la realidad, este verano vino la segunda parte de la sexta y última temporada, los 10 últimos episodios que culminarían con el episodio 100 para cerrar el ciclo. 

En esta parte deseábamos que personajes que se habían ido regresaran, al menos para saludar, y no volvieron todos pero sí que nos dejaron contentos, por lo menos a mí, el fandom es otra cosa. Volver a ver a Derek, Jackson, Ethan, Deucalion, un poquito más a Peter y escasamente a Stiles, hizo que Scott se reuniera con su manada, con su familia. Todo ello para luchar contra el miedo que producía un bicho super feo salido de la Cacería salvaje y un ejército de humanos y cazadores de hombres lobos y criaturas sobrenaturales, dirigido por Gerard, al que bien podrían haber matado o dejado morir temporadas atrás, porque la lió mucho. Y aunque estos 10 episodios en algún momento fueron lentos… mereció la pena ver el último para verlos a todos reunidos y luchando para salvar Beacon Hills, y sobre todo por dejar la historia un poco abierta, vemos que tienen un propósito y que no acaba con salvar a Beacon Hills de los Cazadores sino que tienen que luchar por seguir salvando al mundo de los Cazadores.

Y en cuanto a amores parece que Scott por fin tiene a su alma gemela en Malia, Stydia están juntos, parece que por mucho que lo nieguen Malia y Peter se quieren a su manera, Jackson e Ethan regresan a Londres y Mr Argent y la madre de Scott también se lo pasan bomba.

Si queréis entreteneros y os gustan las historias sobrenaturales os recomiendo que veáis la serie y os olvidéis de vuestras historias por un rato.

Un saludo!!!!

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CAPTCHA * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.